upcycling - Viveland - Alcalá de Henares - España

Qué es el upcycling

El upcycling es una de las grandes tendencias del momento y que cada vez está convirtiéndose en algo más común, aunque hay que decir que no se trata de algo nuevo. Consiste en transformar un objeto que no se usa o que está destinado a convertirse en un residuo, en un producto de mayor valor desde el punto de vista ambiental.
Esto es posible porque con el upcycling se reduce el volumen de desechos. Gracias a esta técnica tan en boga actualmente, muchas personas van adquiriendo no solo nuevas habilidades y conocimientos sino que también pueden encontrar un complemento a sus ingresos.

Los orígenes del upcycling

Esta palabra comenzó a usarse allá por 1994 gracias a Reiner Plitz, quien la nombró en un artículo escrito por Thorton Kay de Salvo. Dos años después, el escritor alemán Gunter Pauli tituló a uno de sus libros “Upcycling”, haciendo que poco a poco la palabra fuese adquiriendo cada vez más calado.
No fue hasta la llegada del año 2002 cuando William Mc Donough y Michael Braungart abordasen esta idea en su libro “Cradle to Cradle: Remarking the way we make things”. En esta publicación explicaron que la idea de esa tendencia era la de reutilizar los materiales que pueden ser modificados y convertirlos en algo útil de nuevo, proporcionándoles un nuevo valor e identidad propia.
Gracias este gesto, convertido en toda una tendencia, se ayudaría a reducir el consumo de materiales para la fabricación de nuevos productos, lo que a su vez reduce la energía requerida para su fabricación, con lo que se disminute la emisión de gases de efecto invernadero, entre otros.
Esto no es algo nuevo, posiblemente hayáis visto cómo en países tercermundistas o en vías de desarrollo hacen calzado con un trozo de botella de plástico o con un neumático y unas cuerdas. Pues en eso consiste el upcycling, en aprovechar todo lo que está a nuestro alcance y no le damos uso para convertirlo o fusionarlo con otros objetos y así conseguir un nuevo artículo de valor y sobre todo de utilidad.
Podemos aprovechar cajas de madera para convertirlas en una original estantería, palés para hacer un somier o un sofá, botellas para hacer lámparas y todo un universo de propuestas que harán que la decoración de nuestro hogar sea realmente única.
No solo se trata de una corriente de gran interés, es algo que se necesita porque reduce considerablemente el uso de las materias para hacer nuevos productos. Además, con un poco de ingenio y las herramientas necesarias conseguiremos personalizar todo lo que hagamos y así poder tener piezas únicas con las que decorar nuestro hogar o incluso sacarnos un sobresueldo vendiéndolas.
¿Te apuntas al upcycling?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*